contador de visitas
>Licencia de Creative Commons
This obra by Fernando Rivero García is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Nuevo éxito - Prometeo Liberado

Publicado por Fernando Rivero García

         El viernes 14 de marzo un pequeño grupo de alumnos de mi instituto estuvieron en Madrid acompañados por el Director, José Antonio Fernández Nieto, y la profesora de Economía, Elena Villalobos Uribe. Tras su regreso, he pedido a mis compañeros que levanten el pie y aflojen, que no sean tan avariciosos y dejen algo para los demás, que en España hay más gente. Pero no, ellos erre que erre siguen moviéndose y cosechando éxitos allá donde van. No se conforman con haber diseñado e implantado el Plan de Innovación Educativa –hijo de Rafael Albayda-, del cual el Proyecto de Musealización del edificio es sólo una parte, o haber puesto en marcha el Plan de Motivación en el Esfuerzo para alumnos desmotivados. No, Elena Villalobos, la que el pasado julio ganara con un grupo de alumnos de Cuarto de ESO el Primer Premio de la primera edición de Educación Financiera, convocado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el pasado día catorce consiguió el segundo premio de Generación Euro, concurso convocado por el Banco de España. Es un segundo puesto que deja en la boca el regusto de la victoria, tal fue el nivel y la entereza que demostraron en su exposición nuestros alumnos participantes, Úrsula Alfonso, Miriam Álvarez, Daniel Campos, Libertad Chiá, Nerea Lagares y Alberto Wilson.

       De un total de trescientos cuarenta y cinco grupos participantes, provenientes de otros tantos centros públicos y privados, y unos mil ochocientos alumnos, finalizar en segundo lugar es un resultado más que meritorio, significativo de la calidad de nuestros alumnos, orgullo del instituto, y del nivel de enseñanza que Elena ofrece. No olvidemos que, siendo estudiantes de Primero de Bachillerato, llevan tan sólo unos meses matriculados en esta materia.

         Quiero que Elena pare, que se tome un respiro y afloje el ritmo, pero tratar de contenerla es como intentar detener un tren desaforado. Con profesores y alumnos así, ¿cómo no me va a gustar ser Jefe de Estudios? Cada vez tengo más claro que en Sevilla para recibir una enseñanza de calidad no hay que irse a centros de renombre ni a barrios elitistas. Para eso está el I.E.S. Pino Montano.

Fernando Rivero García

Comentar este post