contador de visitas
>Licencia de Creative Commons
This obra by Fernando Rivero García is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Segunda parte. Hijos de Zeus - Prometeo Liberado

Publicado por Prometeo Liberado

Segunda parte. Hijos de Zeus

 

Querido amigo, después de muchos siglos buscándolo, hemos hallado el sistema político perfecto para tener a la gente subyugada, pues no cabe duda de que, me posea quien me posea, el yugo se ha hecho para el cuello de los que no me consiguen, de los que no han sido tocados por mi divinidad, este sistema que llaman democracia los muy palurdos y engreídos que no se han enterado aún de que yo no soy una puta barata que se va con cualquiera, El Pueblo, serán tontos, Se creen que estoy con ellos, pero yo de mi sitio no me muevo, ni de mi gente, me da igual que se llamen Stalin, Churchill, Blair, González, Aznar o ahora tú, la pretensión siempre ha sido la misma y la misma mordaza se ha buscado para los subyugados, Pero en la democracia uno esh libre para hablar, no, Sí, pero no para pensar, tienen que pensar lo que nosotros queramos, dejarse llevar y arrastrarse por el fango que les ofrezcamos y, sobre todo, sentirse cómodos y creer que es el fango de su elección, Un hombre se dio cuenta del engaño y definió el sistema como tontocracia, con ése sí había que tener cuidado, porque con su clarividencia sacó a la luz todas nuestras miserias y falacias, ése me trajo por la calle de la amargura, pero hice con él lo más sensato, quise que se arrimara a mí y cuando vi que era inútil, que no se vendía, lo desacredité utilizando todos los medios a mi alcance, porque ese García Calvo sí era de temer, como cuando acuñó el otro término, murienda, el muy, pues has de saber que la cosa que yo más temo es la calle, no los periódicos, no la literatura ni el arte, a todos los puedo comprar, incluso son deseables para que los palurdos se crean cultos, instruidos e informados, ja ja ja, pero pidan lo que pidan en el plato siempre va a ir lo mismo, porque yo soy el chef y el maître, yo me lo guiso y ellos se lo comen, Pero yo eshtoy muy preocupado con la nueva calle, Internet, deshde la que me llaman de todo menosh bonito, Nada, nada, no hay por qué preocuparse, que te ahogas en un vaso de agua, Mariano, tú déjalos hablar que no hay nada que temer, déjalos creer que están haciendo algo importante y tú no te azores, que no va a ser más que un burdo pasatiempo, Pero dicen cosash muy feash sobre mí, hieren mish sentimientosh, Anda que no eres tú tonto ni nada, tú los oyes, que parezca incluso que los escuchas, y por dentro te descojonas, así funciona este sistema, que te llamen perro judío si te dejan las manos libres, mientras se relacionen desde sus muriendas no pasa nada, pero ahora hay una cosa muy mal hecha, la idea de darles muriendas, esos nichos de sesenta metros y una hipoteca para su cuello, era perfecta, pero ahora están perdiéndolas y los echamos a la calle, y la calle NO, con vuestra codicia estáis dinamitando los pilares en los que me asiento, avaros, en este sistema perfecto a la gente hay que darle pan y muriendas y cuando salgan a la calle que sea para acudir a nuestro circo, es mi soma y vosotros lo estáis dilapidando, no teníais bastante, Pero esh que la crisish, Déjate de crisis, sácalos de ahí ya, que se te echan a la calle, y la calle es mía, Parece ushted Fraga, Llámalo como quieras pero todos queremos lo mismo, la calle para nosotros, aunque no la pisemos, dale a la gente muriendas y una buena hipoteca y te quedarás conmigo treinta años si quieres, deja que se vayan muriendo en eso que llaman hogares, calentitos en invierno y fresquitos en verano pero siempre aplastados en el sofá viendo las mierdas que les ofrecemos en la tele o leyendo cualquier bazofia de moda, comiendo siempre de nuestra mano, Sí pero Internet me preocupa, esh como eshtar en la calle deshde casa, relacionándote con cualquiera, Hay que ver que eres necio, Mariano, no te enteras del meollo, si es desde casa, desde su murienda y con el estómago lleno no hay problema, es incluso mejor, se creen libres, incluso disidentes y libertarios, qué más da, mejor que existan estas cosas para poder decir que habitan el mundo libre, pandilla de panolis, como ese que se hace pasar por Prometeo, otro capullo que cree que está haciendo algo, pero come cuatro veces al día, no hay problema, que no es sino otro eslabón en la cadena, ya le di a aquel otro Prometeo con la vara verde del ostracismo, Ya, pero temo que si la cosa empeora la gente se subleve y nosh deshmonten el chiringuito, Tú no dejes que se reúnan ni que piensen, dales bazofia intelectual e informativa, moda, mucha moda y cosmética, que se crean cultos y tocados por un halo divino, que hablen, pero que no piensen ni habiten la calle, que ahí está el peligro, que salgan sólo para hacer footing e ir de compras, y vuelvan a sus muriendas calentitas y sus duchas calentitas y nos dejen en paz con nuestros asuntos de envergadura, Pero yo, Tú eres hijo mío y te cuido por ello, por haber sabido elegir el lado de los vencedores, Gracias, Padre, Los otros son hijos de ese vulgar titancillo que equivocó su apuesta, que apostó por los hombres pensando que yo me iba a estar quieto, pues toma Cáucaso, toma águila y toma vara, y a sus hijos ahora les damos muriendas y la falsa sensación de ser libres y estar vivos, y se creía ingenioso, el muy ignorante, muriendas para todos, muriendas en el más allá, así, aisladitos del resto, solos en esos hogares que llaman castillos, las tumbas de sus palabras y de sus almas, La verdad esh que el sishtema esh perfecto, Sí, estoy que me salgo, Y cómo se le ocurrió, Padre, ingeniar eshte sishtema, Está basado en mis fracasos y en la propia arrogancia de los hombres, que en el fondo creen que pueden tocar el Olimpo, repaso la historia y veo las muertes ignominiosas que tuvieron Agamenón, Mussolini, Hitler, Franco, Hussein y tantos otros y me digo éstos se impusieron sobre los demás por la fuerza, tensaron demasiado la cuerda, A la gente hay que darle lo que pide, pero tienen que pedir lo que queremos que pidan y para ello hay que ofrecerles muriendas que apaguen el fuego de sus pechos dormidos y el nuevo tirano tiene que ser la cara amable y el tono pastel, pero no debe levantar el zapato del cuello, dales calle a los hombres y estarás perdido, porque empezarán a pensar y hablar y el logos es dinamita contra mí, Ahora están desarmados, dóciles, muertos y tonto será quien los saque del nicho, Y sush hijosh, Para qué crees que inventé los videojuegos.

 

Prometeo desazonado

Comentar este post

diego 01/08/2013 20:59

Ostia, aunque incomodo de leer, he llegado a imaginar a mariano hablando con rockefeller... (o botin)