contador de visitas
>Licencia de Creative Commons
This obra by Fernando Rivero García is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
De la buena nos libre Dios - Prometeo Liberado

Publicado por Prometeo Liberado

De la buena nos libre Dios

      En uno de sus muchos arrebatos de amor, Zeus violó a su hermana Deméter, la diosa de la tierra cultivada, y de esa unión nació Perséfone, la que fuera llamada a reinar en los infiernos. No contento con esta afrenta, violó también a la hija, que pariría un ser que no debía ser jamás nombrado. No seré yo quien contravenga aquí las leyes del Olimpo.

      Ay, cara de ángel, la flor más hermosa del bello jardín, con tu dulce sonrisa y amable mirada, vestida de Dior, impecable, regalas al pueblo tu gracia y donaire, la delicadeza de un soplo invisible de cálida brisa, la suave caricia de un beso que vuela y se posa azaroso en mi ávida piel.

     Culta no es, es evidente, pero de tonta no tiene un pelo. Nos hacía gracia la ignorancia de una ministra de cultura que no sabía si “Sara Mago” era una escritora o la planta silvestre que tiñe nuestros campos de amarillo, confundió al vicerrector de Accesos Universitarios con el jardinero mayor del reino complutense y pensó que “Airbag” era una película anglosajona. Sin embargo, aquella que mostraba cara de ministra mosquita muerta ante los medios, por dentro pensaba “Tiempo al tiempo, que ya llegará mi hora, ya me haré con el poder omnímodo, caiga quien caiga”.

      Desde entonces ha demostrado una ambición sin límites, un gusto desmedido por el poder. Ha ocupado los más altos cargos del Estado, no olvidemos que el Presidente del Congreso es la tercera personalidad del país y la Comunidad de Madrid es una de las más influyentes del reino. Ésta estaba gobernada por un díscolo Gallardón, temido por Aznar porque su tirón electoral restaba brillantez a su persona. Nos preguntamos entonces cómo podía ser que quitaran a un candidato notable para poner a una persona tan sin sustancia. Craso error. El tiempo nos ha demostrado que sustancia sí había, y mucha, sustancia perversa cimentada en el egoísmo, la manipulación y el autoritarismo.

      Ay, frágil paloma de cándido vuelo, por qué te me tornas sirena que atrapa y devora a los hombres ingenuos. Tu canto de suave tonada penetra profundo en las dóciles gentes y dentro se vuelve estridente chirrido de harpía demente, un grito de guerra alocado y mordaz, un hiriente aguijón que adocena las almas y mata la paz.

      Ha protagonizado, de hecho, una de las mayores infamias que se han producido en este país. ¿En un sistema democrático, como nos dicen que es el nuestro, hay algo más parecido a un golpe de estado que comprar a dos diputados, los justos y necesarios, para que no saliera elegido el candidato que debía ser presidente? El pobre Simancas, que lleva la palabra pringado escrita en la frente, se quedó compuesto y sin novia. Este es un hecho especialmente grave al que no se le dio la importancia debida. Hubo empresarios que invirtieron mucho dinero en este fraude. ¿Qué habrían de ganar a cambio? Eso lo vimos tras la usurpación del poder.

    Madrid se ha convertido en la punta de lanza del neoliberalismo más recalcitrante, de la indefensión más absoluta de los trabajadores. Ha comenzado allí el desmantelamiento del Estado, la venta de los servicios públicos a empresas donantes de dinero al Partido Popular. Dos y dos son cuatro. En la Comunidad de Madrid se tejió la mordaza para la prensa, envidia de Urdaci, ley del silencio que ahora se ha extendido a las radios y las televisiones públicas de nuestro país. Y que no se mueva nadie, porque estará listo de papeles. Es el caso del doctor Luis Montes, que por ofrecer cuidados paliativos a los moribundos, ella, la innombrable, le dio a él la extremaunción.

      Ha apuntado muy alto en los últimos tiempos. Gallardón es cosa del pasado y ella ya ha aniquilado a cuantos han osado hacerle sombra o contradecirla en lo más mínimo. Ahora quiere la cabeza del jefe supremo, del cual piensa que no está siendo lo suficientemente liberal y cáustico. El día que Mariano la obligó a dimitir firmó su sentencia de muerte política, como ahora estamos viendo. La única duda que tengo es si ella aspira al poder supremo o está abonando la tierra para su querido perro de presa, que espera impaciente salvarnos.

      Ay, dama risueña de alcurnia elevada, la vida fue fácil, el mundo a tus pies, con tu rancio abolengo manejas mejor que cualquiera los turbios asuntos del sucio poder. Eres loba con piel de cordero, veneno encerrado en espléndido frasco, la víscera amarga cargada de bilis, de odio y rencor. No pretendas que crea en tu armónica música; sé que es trompeta que anuncia el juicio final y jinete tú misma del Apocalipsis.

Fernando Rivero

 

Comentar este post

manuel 02/26/2013 20:06

Enhorabuena Fernándo: Es tan evidente y real como la vida misma.
¡¡¡INSUPERABLE ESTE ARTÍCULO!!!
Un saludo.

lolagarciamartin 02/18/2013 17:49

Sublime, Nando. Que placer leer tus artículos. Este es inmejorable.